La verdader historia del Ron Havana Club(#Cuba,#Estados Unidos,#España)

En 1862, en la ciudad de Santiago de Cuba, los hermanos Bacardí adquirieron una de las destilerías de la ciudad y adoptaran como símbolo de sus rones al murciélago. Resulta que al principio estos señores vendían el ron envasado en recipientes de un galón que habían sido empleados originalmente para una firma de aceite de oliva que tenía un murciélago como marca de fábrica. Los compradores comenzaron a pedir el ron del murciélago, y así nació, una célebre marca cubana en sus orígenes.

Transcurre el tiempo, dieciséis años después nace el Havana Club, y con posterioridad al Triunfo de la Revolución Cubana en enero de 1959, fueron nacionalizadas todas las industrias cubanas de bebidas y licores. Las marcas, fueron transferidas al Estado Cubano, con una excepción: La Compañía Ron Bacardí, había transferido las marcas a una de sus empresas en el extranjero dos años antes de la nacionalización.

Ron Bacardí

Se llevaron la marca, pero, el tesoro del ron quedaba en Cuba. Esto puede afirmarse según uno de los libros de la propia Casa Comercial Bacardí, fechado en 1925, y cito: En verdad, no hubo ni podrá haber en ningún momento de la historia, ni en país alguno, ron como el nuestro. Ni semejante siquiera. Los que se fabriquen fuera de Cuba no disponen de la mejor materia prima que existe, y que son, precisamente, las mieles de caña cubanas.

En la década del 90, a la par que ascendían notablemente los índices de crecimiento en las exportaciones del Ron Havana Club, aumentaba la rabia de los propietarios del murciélago, que desde siempre estuvieron identificados con los intereses contrarrevolucionarios, y en particular con la mafia cubano-norteamericana de Miami.

Creer que la historia del ron cubano es sólo la historia de sus marcas y etiquetas, es pensar que toda la fruta termina en la cáscara.

En última instancia, cuando se desprende la etiqueta y queda el ron, no hay dudas de que el ron cubano, de la combinación perfecta de las mieles de caña producidas en la tierra fértil de Cuba, el añejamiento natural en antiguos toneles a pocos metros de las aguas del golfo, con los aires húmedos de la costa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s