El #Parque Jurásico cubano (+Fotos).(#Cuba,#Santiago de Cuba)

https://i2.wp.com/www.cubahora.cu/uploads/imagen/2014/07/04/Parque%20Baconao%20en%20Santiago%20de%20Cuba.jpg
Unas 200 esculturas a tamaño real te reciben. Menos mal que son de cemento y metal, puede pensar el visitante que mira –mano en forma de visera- al gigante brontosaurio que tiene ante sí. Nada que ver con los amables cuello largo que ves en las películas de animados y sí un poquito más cercanos a los de Parque Jurásico, el clásico moderno de Spielberg.

Una versión cubana, se podría decir; la tenemos en el Valle de la Prehistoria, a unos 20 kilómetros de la ciudad de Santiago de Cuba. La nuestra es anterior al archiconocido filme que narra las aventuras de un grupo de personas atrapadas en un zoológico prehistórico, lleno de dinosaurios clonados a partir de ADN fósil. No tan reales los de acá, pero sí menos mortíferos, así que no hay excusas para que cuando esté en el Oriente, no se dé una vueltecita por el Parque Baconao, la reserva de la biosfera donde está enclavado el Parque.

Caminar por el prado, teniendo a un lado a Pterodáctilo con las alas extendidas a punto de alzar vuelo y al otro un Dimetrodón (de esos que tienen un enorme abanico dorsal) es algo que bien vale la pena experimentar, sobre todo cuando se tiene tiempo para recorrer el terreno, sin prisas. Las montañas del fondo se pintan solas para dar un decorado natural a esta escenificación del pasado terrestre.

Todo el conjunto se inauguró en la década de 1980 como una manera sui generis de atraer visitantes a este paraíso natural, convertido en recorrido por la evolución. Si se pone atención se puede ver, desde el comienzo de la ruta; ejemplares que corresponden a los períodos de las eras Paleozoica, Mesozoica y Cenozoica, en su etapa terciaria y cuaternaria.

El Cromagnon es una de las más atractivas y reconocidas por sus dimensiones –unos 12 metros de altura-. Parece darle la bienvenida al visitante en una forma no tan amistosa, pero sí, muy original… o al menos bien plantado para servir de acompañamiento a una gran fotografía.

No se crea que este es el único ejemplar humano. Nuestros antepasados están en la última parada del Valle, junto a tigres dientes de sable y mamuts, a los que cazan en escenas representadas muy cerca de donde una familia cuida del precioso fuego… quizá para cocinarlos.

¿Cansado después de tanto caminar? Mire a su izquierda y verá una caverna lista para recibirlo, si quiere reparar fuerzas para seguir viaje a la playa o regresar a la ciudad.

Mírese por donde se mire, esta es una invitación atractiva, sobre todo, en este verano cuando  las temperaturas no se calman por mucho que uno intente aplacarlas con ventiladores y sombreros. Si esto no le basta, piense en la envidia de sus amigos cuando les muestre una foto junto al Tiranosaurio que domina la colina. Justo como en Parque Jurásico, con la diferencia de que, de esta experiencia sí podrá volver con una sonrisa.

https://i1.wp.com/www.cubahora.cu/uploads/imagen/2014/07/04/Parque%20Baconao%20en%20Santiago%20de%20Cuba2.jpg

https://i2.wp.com/www.cubahora.cu/uploads/imagen/2014/07/04/Parque%20Baconao%20en%20Santiago%20de%20Cuba1.jpg

https://i2.wp.com/www.cubahora.cu/uploads/imagen/2014/07/04/Parque%20Baconao%20en%20Santiago%20de%20Cuba3.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s