Calabaza increible

En las tierras de Israel Santana Salado, campesino de la Cooperativa de Créditos y Servicio Fortalecida (CCSF) René Rodríguez, del municipio de Yaguajay, se obtienen frutos de gran porte como esta calabaza, que pesó al cosecharse 41 libras con  91 centímetros de alto. Sancti Spíritus, el 20 de agosto de 2014.   AIN FOTO/Oscar ALFONSO SOSA/sdlCuando el campesino Israel Santana Salado, de la Cooperativa de Créditos y Servicios Fortalecida (CCSF) René Rodríguez, en el norteño municipio espirituano de Yaguajay -en el centro de la Isla-, se enfrentó al calabazar por cosechar, no pudo evitar la sorpresa.

Una calabaza de gran porte apareció ante sus ojos; y el guajiro no pudo evitar la exclamación: “¿Será que mi tierra estará bendecida?”, se interrogó a sí mismo.

Mientras, puso manos a la recolección. Tomó el calabazón en sus manos y fue directo a la pesa: “41 libras; la medí también; tiene 91 centímetros de alto y 76 de diámetro por su parte media.”

¿Ha sido el único fruto de grandes proporciones en su finca?

“No, por ello me sigo asombrando. Los mameyes de aquí son bien grandes y no de injertos; también, las guayabas, los aguacates. Sembré hace poco unos surquitos de boniato y aquello fue un fenómeno, por la parición y el tamaño. Ahora esta calabaza”.

“Para colmo, aquel ciclón Kate, del que muchos se acuerdan todavía, tumbó con la furia de sus vientos una mata de coco que apenas quedó prendida por unas raíces. Quien te dice que comenzó a buscar el sol, hizo un ángulo recto y ahí está, dándonos muchos cocos.

¿Cuál es el misterio?

“Estas tierras son muy fértiles y la justificación está en que por ellas se trasladaba la cachaza del central Obdulio Morales a un centro recolector; mucha de esa cachaza caía de las carretas y quedaba en estos suelos. Y aunque el tiempo ha pasado, esa materia orgánica sigue ahí, alimentando la tierra, que me ha dado un calabazón que da para toda mi familia, que no es chiquita”.

Esta calabaza, sin tener un porte gigante, pesó 41 libras con  91 centímetros de alto, al cosecharse en las tierras de la finca de Israel Santana Salado, campesino de la Cooperativa de Créditos y Servicio Fortalecida (CCSF) René Rodríguez, del municipio de Yaguajay, en Sancti Spíritus, el 20 de agosto de 2014. AIN FOTO/Oscar ALFONSO SOSA

Israel Santana Salado, campesino de la Cooperativa de Créditos y Servicio Fortalecida (CCSF) René Rodríguez, del municipio de Yaguajay, muestra una calabaza  que pesó al cosecharse 41 libras con  91 centímetros de alto.  Sancti Spíritus, el 20 de agosto de 2014.   AIN FOTO/Oscar ALFONSO SOSA/

 

Tomado de CubaDebate.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s