Contraste

doctor.La pasada semana, en el Congreso de los Estados Unidos, la señora Ileana Ros-Lethinen manifestó su frustración ante la reacción que entre personeros de la propia administración norteamericana ha generado el aporte de la medicina cubana al combate contra el Ébola. De la falta de generosidad de la congresista, su desapego a la verdad e irrespeto por el hemiciclo del Congreso hablan sus palabras.

Hace cuatro días el escenario previsto por la señora se convirtió en realidad. Un médico cubano, Félix Báez Sarria, fue diagnosticado con el mortal virus. La sencilla carta de su hijo es la mejor respuesta a las burdas mentiras de la congresista, y homenaje adecuado a la labor humana y altruista de esos médicos.

 “Con la dictadura comunista en Cuba enviando a cientos de trabajadores forzados de la salud a países impactados con el Ébola tenemos que asegurarnos aquí, en los Estados Unidos, que estamos tomando todas las precauciones posibles.

“Es horroroso que los oficiales de la administración Obama estén celebrando a los dictadores comunistas de los Castro por ¡obligar! a esos trabajadores… ¡obligarlos! a ir a países impactados por el Ébola en África.

Esos trabajadores de la salud no tienen opción. Sus familias encaran represalias en la isla si ellos no van. Ellos son forzados a ir como parte de una campaña de relaciones públicas orquestada por el régimen para su propia agenda política y es horrible y vergonzoso que estemos congratulando a Cuba por forzar a esas personas a ir a esos países.

Pregúntenle al régimen qué le pasa a aquellos trabajadores si se halla que fueron impactados por el Ébola: no se les permite regresar a Cuba.”

Nota del Editor (Cubasí):

Tras divulgar la noticia del médico cubano diagnosticado con Ébola en Sierra Leona, recibimos hace unos minutos en Cubasí un comentario de Alejandro Báez, su hijo, quien agradece a todos los que han mostrado solidaridad con su padre y su familia, y a las autoridades médicas del país que facilitaron una pronta atención y el traslado inmediato a Ginebra. Aquí reproducimos el emotivo mensaje:

Hola soy el hijo de Félix. Me llamo Alejandro. Quiero agradecer a todos aquellos que de una forma u otra animan y dan esperanzas a nuestra familia y mi padre. Quiero reconocer también a las autoridades de la salud que hicieron posible que mi papá comenzara a recibir atención médica tan pronto y lo trasladaran a GINEBRA para ser atendido con todos los medios. Yo sé que todo saldrá bien y en unos meses esto será solo una historia para contar. Por otro lado ánimo a los que aun están allá cumpliendo con su hermosa labor a pesar del riesgo que implica y les agradezco por cuidar de mi papá mientras yo no estoy, todas nuestras esperanzas están con ustedes. Un saludo a todos. Papá sé fuerte, todo va a estar bien aquí, esta toda Cuba esperando por ti.
Ale FCB

Tomado del Blog de René González.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s