Leyes de Murphy (2)

Más Leyes de Murphy.

  • La causa principal de los problemas son las soluciones anteriores.
  • Un programa hace lo que le dices, no lo que quieres que haga.
  • Ningún programa es tan fácil como parece.
  • Por mucho que busques, siempre hay una manera más fácil de hacer las cosas.
  • No creas en milagros, ampárate en ellos.
  • Cualquier programa acabado es obsoleto antes de ejecutarse por primera vez en un ordenador.
  • Si un programa es útil, tendrá que ser modificado.
  • Si un programa es inútil, tendrá que ser documentado.
  • No importa la capacidad del disco duro; la información se expandirá hasta llenarlo por completo.
  • Hasta que un programa no se haya distribuido durante 6 meses, no se descubrirá el error más nefasto.

  • La complejidad de un programa aumenta hasta exceder la capacidad del programador.
  • Cuando un cuerpo se halla sumergido en el agua, llaman a la puerta.
  • No hay tráfico, a menos que tengas que girar a la izquierda.
  • Tu coche es el que más gasolina y aceite gasta.
  • Si en un gran aparcamiento solo quedan dos coches, el otro impedirá que el tuyo pueda salir.
  • Nunca se sabe quien tiene razón, pero se sabe quien manda.
  • Es más fácil entrar que salirse de cualquier cosa.
  • Los que viven más cerca son los últimos en llegar.
  • Cualquier superficie horizontal pronto es llenada hasta su límite.
  • Si te dan dos órdenes opuesta, obedece las dos.
  • Nunca comunica un número equivocado.
  • Robar una idea a una persona es plagio; robárselas a muchas es investigación.
  • No hay momento más adecuado que ahora mismo para aplazar lo que no quieres hacer.
  • No inviertas nunca en nada que coma.
  • Un juguete irrompible sólo sirve para romper los otros juguetes.
  • Los primeros kilos que se pierden son de aquellas zonas que hasta ahora han sido las únicas atractivas que tenías.
  • La urgencia es inversamente proporcional a la importancia.
  • El bolígrafo que nunca escribe es el que está al lado del teléfono.
  • Un práctico bloc de notas está siempre al lado del teléfono con las únicas excepciones de las veces en que lo necesitas.
  • Si tienes papel, no tendrás bolígrafo, si tienes bolígrafo, no tendrás papel; y si tienes papel y bolígrafo, no necesitarás escribir nada.
  • La probabilidad de que se rompa una cuerda del piano en pleno concierto es directamente proporcional al número de familiares y amigos asistentes a él.
  • Los seguros lo cubren todo, excepto lo que sucede.
  • Siempre conduce el más inútil.
  • Cuando tienes prisa, el semáforo siempre esta en rojo.
  • Todos los relojes son sumergibles: que funcionen después de la inmersión es otro tema.
  • Murphy era un optimista.
  • Si coges una bicicleta, da igual que dirección tomes o de qué manera la uses; siempre irás cuesta arriba y contra el viento.
  • Si acabas de encender un cigarro, aparece el camarero con la comida.
  • La probabilidad de salir con la chica que te gusta es directamente proporcional al sentimiento de repudia que te tiene.
  • Las probabilidades de que se te escape un sonoro pedo es directamente proporcional al número de personas con las que te encuentres reunido.
  • Le Mercier demostró que hay un 1 % de probabilidades de pisar con un pie el cordón desatado del otro zapato, poniendo toda la habilidad en ello, contra un 99 % de conseguirlo inadvertidamente.
  • Siempre que haces un cable RS232, el pin 2 está donde debería estar el 3.
  • Si echas a caminar, el autobús llegará precisamente cuando te encuentres a mitad de camino entre las dos paradas.
  • La probabilidad de aparecer en televisión y hacer el ridículo es directamente proporcional a la cantidad de amigos que lo sabían.
  • Cuando una caja de chinchetas cae al suelo, la última que recojas es siempre la penúltima.
  • Si conservas la calma cuando todos pierden la cabeza es que no te enteras de nada.
  • Ningún experimento es nunca un completo fracaso, puede servir como un mal ejemplo.
  • La persona capaz de sonreír cuando las cosas van mal, ya ha pensado a quien echarle la culpa.
  • La estupidez de tu acción es directamente proporcional al número de personas que te estén observando en ese momento.
  • Siempre que ves a una chica que está como un tren en la playa, a unos pocos metros ves a su respectivo novio, más fuerte que tú.
  • Si se te cae una chincheta al suelo, no pierdas el tiempo en buscarla, porque no la encontrarás. Simplemente descálzate un pie y pisa con fuerza, al azar, cualquier punto de la habitación, no importa lo grande que sea. La encontrarás al instante.
  • Si terminas tu relación con una novia fea, la próxima vez que te la encuentres se habrá convertido en la chica más guapa del barrio.
  • La duración de un minuto depende del lado de la puerta del cuarto de baño en que te encuentres.
  • Cualquier situación, por mala que sea, es susceptible de empeorar.
  • La otra cola es más rápida.
  • Cuando más tiempo lleves en una cola, más probabilidades hay de que te hayas equivocado de ventanilla.
  • Cualquier cosa cortada a medida siempre queda corta.
  • Siempre que buscas una cosa, la encuentras en el último lugar que miras, en el mejor de los casos.
  • Nunca se rompe nada de lo que uno tiene recambio.
  • El soldador es un dispositivo que obstinadamente se volverá hacia el lado donde es seguro que algo se queme.
  • Un soldador tiene la misma apariencia enchufado que desenchufado.
  • La velocidad del viento es directamente proporcional al precio del peinado.
  • Si se cambia de cola, la que acabas de dejar avanzará más rápido.
  • Te darás cuenta de que un alimento estaba caducado cuando haga dos horas que lo hayas tragado.
  • Si algo ha de suceder que desvíe la atención de todos, sucederá cuando tú estés contando tu mejor chiste.
  • Sólo cuando estás mojado en la ducha, te das cuenta de que no tienes toalla.
  • Si dudas qué decisión adoptar, apresúrate a proponer que se nombre a una subcomisión.
  • Si un programa funciona a la primera, es que ese programa ya se ha quedado obsoleto.
  • Dentro de cada gran problema, siempre hay uno pequeño que lucha por abrirse paso y crecer.
  • Del documento más importante nunca hay copia de seguridad.
  • El programa informático nunca es del agrado del jefe.
  • El trabajo en equipo es esencial, te permitirá echarle la culpa a otro.
  • En los trabajos en grupo siempre algo irá mal, y, por supuesto, la culpa ha sido tuya.
  • Si un ordenador con Windows 95 instalado funciona correctamente, es que algún componente de dicho ordenador es defectuoso.
  • ¿Cómo se echa el limón a la merluza?. Muy sencillo: Se tapan los ojos con la rodaja de pescado y después se espachurra el limón apuntando en cualquier dirección.
  • Siempre que llegas puntual a la cita no hay nadie allí para comprobarlo, y si por el contrario llegas tarde, todo el mundo habrá llegado antes que tú.
  • Cuando al compilar un programa no da errores de compilación, eso quiere decir que el programa será completamente inútil.
  • La luz al final del túnel es siempre la del tren que viene de frente.
  • Si en el coche te tiras tal pedo que apenas te permite respirar, te parará aquella chica que te vuelve loco.
  • Da igual por donde abras la caja de un medicamento. Siempre te molestará el prospecto.
  • No importa lo profundo o superficial que caves un agujero: siempre al rellenarlo habrá más tierra de la que sacaste.
  • Cuando estés en un centro comercial y suene una canción que te gusta, el encargado de megafonía emitirá un berrido.
  • Si quieres que algo te salga bien, no se lo digas a nadie.
  • Si hay alguna vía para demorar una decisión importante, la burocracia dará con ella.
  • Las leyes de Murphy pueden fallar, pero nunca fallan.
  • Cuando todo falla, es que hay que leerse las instrucciones.
  • Cuando todo falle, intenta lo que sugirió el jefe.
  • Si algo finalmente ha ido bien, a la larga hubiera sido mejor que hubiera ido mal.
  • Sea lo que sea lo que necesites , ese algo siempre está al final de tu mochila.
  • Debes buscar cualquier otra cosa cuando quieras encontrar lo que realmente necesitas.
  • El corrector ortográfico de tu procesador de textos se saltará siempre las faltas más garrafales.
  • Si se ha de ir la luz, se irá cuando estés desfragmentando el disco duro.
  • Si intentas ponerte el pijama sin encender la luz para no despertar a la parienta, te lo pondrás al revés.
  • Un fusible de 25 pesetas siempre tiene una máquina de varios millones que lo protege contra todo tipo de averías.
  • La forma más rápida de encontrar una cosa es ponerse a buscarla en cualquier otra parte menos donde debería estar. Pero sólo si lo haces así hasta la desesperación, estará en su lugar.
  • Al montar un equipo previamente desmontado, siempre sobran piezas.
  • El plato que te llamó la atención se lo llevará el que va delante.
  • Cuando compramos un Pentium 450 y estamos seguros de que no se quedará corto, a las tres horas aparece un maldito procesador el doble de rápido.
  • Sonríe … mañana será peor.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s