Leyes de Murphy (4)

 

  • Los sellos que no se pegan en el sobre no podrás despegarlos del centro de la pantalla de tu ordenador.
  • Todas las averías coinciden con las vacaciones del servicio técnico.
  • Evita en temas profundos, pero si te acorralan, plantea una pregunta estúpida. Desconcertarás a tus oponentes y te dejarán tranquilo.
  • Los horarios de clase están diseñados poniendo el máximo cuidado en hacer perder al estudiante todo el tiempo posible.
  • Si existen distintas opciones a seguir, siempre se escoge la peor.
  • Hay dos clases de personas, las que se lamentan de las cosas y las que las solucionan.
  • La corrupción del gobierno se conjuga siempre en pasado.

  • En el mundo hay más asnos que caballos.
  • Si das paso a otro coche, acabará por quitarte el aparcamiento.
  • Los gastos crecen hasta alcanzar los ingresos.
  • El último día del tratamiento te faltarán pastillas.
  • El empleado más lento está en la taquilla del tren más puntual. Y los viajeros que no saben dónde van, también.
  • Si no funciona, repásate lo que te parecía una chorrada.
  • Los zapatos cómodos son feos. Pero tú siempre te compras los feos e incómodos.
  • Cuanto más potente sea tu coche, más lejos te dejará tirado.
  • Si visitas a una antigua amiga, tu mujer se enterará antes de que llegues a casa.
  • Cuando creas que ya nada puede ir peor, te darás cuenta de que tienes poca imaginación.
  • Las leyes de Murphy siempre se cumplen, pero si te tropiezas con alguna excepción, el resultado será mucho peor.
  • Cuando las cosas hayan empeorado tanto que ya no es posible que salgan peor, se repetirá el ciclo.
  • La mayor parte del examen trata sobre la clase que te saltaste y sobre el libro que no leíste.
  • Todos los profesores están convencidos de que tan sólo estudias su asignatura.
  • Llegues a la hora que llegues, siempre habrá gente en la cola.
  • Si estás en una cola muy larga, los de atrás se pondrán en la caja que acaba de abrir, y tu te quedarás igual.
  • Si solo tienes una persona delante de tí, mostrará a la cajera un producto sin el código de barras y tendrás que esperarte más que el último de la cola más larga.
  • Si llegas un minuto tarde al aeropuerto, el avión ya habrá despegado.
  • Si te dicen “no puede perderse”, ponte a temblar.
  • En la práctica, no te importa si el fuego es amigo o enemigo.
  • El enemigo tiene mejor puntería.
  • La ropa militar sólo tiene dos tallas: o demasiado grande o demasiado pequeña.
  • Antes de encontrar a tu príncipe azul, tendrás que besar a cientos de ranas.
  • Si le preguntas a alguien donde está el error, no lo encontrará.
  • Si alguien da un vistazo por casualidad, encontrará el error inmediatamente.
  • Las variables no variarán y las constantes no tendrán un valor fijo en la ejecución de cualquier proceso.
  • La belleza suele estar en el interior; la fealdad se ve desde el primer momento.
  • Con la luz apagada, todas las mujeres son maravillosas.
  • Nada mejora con la edad.
  • Si tu sargento te ve, tu enemigo te habrá visto antes.
  • Un niño no derramará nada sobre un suelo sucio.
  • La forma más eficaz de eliminar los desechos tóxicos consiste en reclasificarlos como no tóxicos.
  • El precio de una acción aumenta hasta que tú la compras.
  • Un amigo o pariente para quien no compraste ningún regalo, llegará pronto con un regalo para ti.
  • Cuanta más comida prepares, menos comerán tus invitados.
  • Si te gusta, no lo tendrán de tu talla.
  • El desorden se expande en proporción a la tolerancia para el mismo.
  • La opulencia de la decoración de la oficina principal es inversamente proporcional a la solvencia de la empresa.
  • Las expectativas negativas darán resultados negativos. Las expectativas positivas darán resultados negativos.
  • De dos acontecimientos posibles, sólo ocurrirá el que no se desea.
  • La verdad varía.
  • No permitas que tus superiores sepan que eres mejor que ellos.
  • La extensión de un informe sobre lo realizado es inversamente proporcional a la cantidad de progreso realizado.
  • Nada importa mucho y muy pocas cosas importan algo.
  • Ningún genio puede solucionar la preocupación por un detalle completamente inútil.
  • Si necesitas parar unos segundos el coche para buscar algo en la guantera, encontrarás todos los semáforos en verde.
  • La repetición no establece la verdad.
  • El lugar de trabajo siempre está menos ordenado que la última vez.
  • El tiempo necesario para volver a embalar un objeto es el resultado de multiplicar por 20 al que se necesitó para desembalarlo.
  • Nadie se da cuenta de los grandes errores.
  • La mejor defensa es una buena ofensa.
  • No importa los retoques que hagas: los pantalones baratos siempre sientan mal.
  • Si es “talla única” no le vendrá bien a nadie en todo el planeta.
  • Nunca deseas lo que te puedes permitir.
  • Sólo existen errores.
  • Si lo archivas, sabrás dónde está pero no lo necesitarás nunca. Si no lo archivas, lo necesitarás pero nunca sabrás donde está.
  • La persona con menos experiencia es la que tiene más opiniones.
  • Cuando varias personas comparten un taxi, el que se sienta delante paga el trayecto.
  • Un certificado de garantía de 60 días garantiza que el aparato se autodestruirá en el sexagésimo primer día.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s