Dilma Rousseff: “No voy a caer”

https://encrypted-tbn2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSVmHuEiP5MSUgO8Wk_bwowVu13Mh2Iw55dorGAVWn64jkWKbGHaw

“Defiendo el gobierno con uñas y dientes. Nada quedará sin respuesta”, advirtió ayer la presidenta Dilma Rousseff, al tiempo que acusó de “golpistas” a aquellos que “predican” su salida del gobierno.  Fue un día después que el congreso del Partido de la Socialdemocracia de Brasil (PSDB), la mayor fuerza opositora, revelara en su declaración que está preparado para gobernar ante la inminencia, dijeron, de la caída de la jefa de Estado .


Liderados por el ex presidente  Fernando Henrique Cardoso, y una triada de senadores: Aécio Neves, José Serra y Aloyzio Nunes Ferreira, los “tucanos” dieron como cierta la caída de la presidenta, por su “baja” popularidad (10%) y la convocatoria a nuevas elecciones antes de 2018, cuando vence el actual mandato de Dilma.

En una entrevista con el diario Folha de Sao Paulo, Dilma garantizó: “No voy a caer. No voy. Eso es una estupidez; es lucha política”. Y desafió a los opositores que intenten sacarla del sillón presidencial. “No hay ningún fundamento para que intenten alejarme. Si hay algo que no tengo es miedo de eso”.

El PSDB es el partido que gobernó con Cardoso hasta 2002 y terminó su gestión en medio de una gigantesca crisis económica con apenas 15.000 millones de dólares de reservas en el Banco Central. En la actualidad, el BC mantiene más de 350.000 millones de reservas. Bajo este segundo período de Dilma, que se inició el 1º de enero de este año, hay una crisis generada, sobre todo, por la debilidad política de la alianza que la sostiene y que está abonada por el malhumor social debido al plan de ajuste en curso.

Para los socialdemócratas, la justificación para pregonar su alejamiento del cargo son las declaraciones que realizaron algunos cambistas detenidos por la Policía Federal en el marco de la llamada operación Lava Jato, que investigó los escándalos de Petrobras. Según uno de esos cambistas, él habría enviado dinero a una cuenta que luego habría servido para financiar la campaña presidencial de 2014.

Ocurre que también la oposición se sirvió del mismo método para sostener su propia campaña electoral en octubre pasado. “Hay una cosa extraña”, destacó Dilma en su entrevista con el diario paulista: “¿Por qué esto vale solo para mí, que en el mismo día que recibo una donación (de una empresa privada), el adversario (el tucano Aécio Neves) también recibe otra idéntica?. ¿En mi caso es coima y en la de él no?”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s