Argentina: recuperan otro nieto, hijo de desaparecidos

abuelas de la plaza de mayo

BUENOS AIRES.—La organización argentina de derechos humanos Abuelas de Plaza de Mayo anunció este lunes la restitución de la identidad de una nueva nieta que fue secuestrada durante la última dictadura cívico-militar (1976-1983).

Con este caso son ya 117 nietas y nietos recuperados desde que la agrupación que dirige Estela de Carlotto comenzara a buscar a los niños que fueron víctimas del plan de apropiación por los genocidas, precisa PL.

El anuncio lo hizo la propia organización a través de un comunicado que difundió en su cuenta en Twitter @abuelasdifusion, en el cual pide respetar la privacidad de la víctima que acaba de recuperar su verdadera identidad.

“Bienvenida nieta 117 y por mu­chos nietos más”, expresó Carlotto en rueda de prensa mientras destacó que “el derecho a la identidad se recupera una vez más con la ayuda de un Estado empeñado en promover derechos”.

La nieta, de 37 años de edad, confirmó por exámenes genéticos que es hija de un matrimonio desaparecido durante la última dictadura en Men­doza, y nació en cautiverio. Se trata de la nieta de María Domínguez, presidenta de Madres de la provincia.

Los padres militaban en el Partido Comunista Marxista Leninista y trabajaban —él de chofer de colectivo y ella en una panadería— hasta que el 9 de di­ciembre de 1977 fueron secuestrados por militares en la casa que ocupaban en Luzuriaga 84, Villa Marini, Go­doy Cruz.

La nieta restituida nació entre febrero y marzo de 1978. Sus padres se conocían del barrio, y se habían casado un año antes de ser secues­trados.

El 9 de diciembre, la policía llegó hasta la casa que alquilaba la pareja, en la calle Luzuriaga de Godoy Cruz. La noche anterior, unos hombres ha­bían visitado la casa de los padres de Walter: preguntaron por su hermano mayor, Osiris, que vivía con ellos y estaba trabajando en Pescarmona. Los vecinos recordaron que Gladys gritaba mientras la arrastraban con su embarazo de seis meses. La búsqueda de la pareja comenzó al día siguiente. Su abuela paterna, María Assof de Domínguez, que con sus 83 años es­tuvo presente para contar el reencuentro con su nieta, pronto se convirtió en una de las referentes de Madres de Plaza de Mayo en Mendoza. Dejó el pequeño pueblo de San José, en el departamento mendocino de Guay­mallén, donde se había casado con Osiris, constructor, y se había dedicado a criar a sus dos hijos, y se lanzó a buscar a su Walter, a Gladys y al nieto o nieta que llevaba en la panza.

María le contó a la prensa que aquel 9 de diciembre, cuando supo de la desaparición de una parte de su familia, fue como si un edificio de 20 pisos se le hubiera caído encima. Además, su otro hijo debió exiliarse en Francia. El lunes siguiente presentó un recurso de habeas corpus en la justicia federal mendocina. De allí, el periplo que se ha repetido para cada una de la Madres de desaparecidos: iglesias, juzgados, dirigentes políticos. Ni una pista.
En el 2001, creyó haberlo encontrado pero el examen de ADN dio negativo. En agosto del 2012, empezó el tercer juicio de la provincia, donde se juzgaron a diez oficiales del Ejército, la Fuerza Aérea y la Policía de Mendoza —siete de ellos condenados a prisión perpetua—, por el secuestro de 32 víctimas, entre quienes se contaban su hijo y su compañera, los padres de la nieta aparecida.

Durante la dictadura militar en Argentina se gestó el Proceso de Reor­ganización Nacional que desapareció a miles de civiles, en su mayoría niños y mujeres embarazadas. A esos niños se les consideró “botín de guerra”, pues fueron robados para formarlos bajo la doctrina impartida por la dictadura, apartándolos de sus familias y de su derecho a la libertad.

La acción de las Abuelas de la Plaza de Mayo denunció ante organismos internacionales la desaparición de los niños. Más de tres décadas después, la organización espera seguir dando con el paradero de los más de 500 menores desaparecidos, principalmente, bajo la dictadura de Rafael Videla.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s