Desatada la guerra de “trapos sucios” entre candidatos republicanos

Jeb Bush y Marco Rubio (Foto: Getty Images)

Jeb Bush y Marco Rubio están a punto de chocar entre sí. Alguna vez existió cierto respeto público mutuo, pero eso se ha deteriorado mientras los dos republicanos de Florida —que compiten por la candidatura presidencial republicana— se ven entre sí como la principal amenaza para una ambición.

Bush dice representar la esencia del partido, Rubio dice ser el rostro fresco de los republicanos a nivel nacional.

De forma rutinaria Bush compara los antecedentes de Rubio con los de Barack Obama antes de que el demócrata fuera presidente. Rubio dice que es “hora de dar vuelta a la página”, una referencia que golpea tan duro al largo legado de la familia Bush como a la demócrata Hillary Rodham Clinton.

De parte de Bush se percibe una sensación de urgencia en su opinión de que Rubio, en su primer periodo en el Senado, no ha demostrado liderazgo. El exgobernador y su equipo también están frustrados de que esta limitante que le atribuyen a Rubio no le haya pesado más.

La tensión entre los dos políticos de Florida se evidenció el jueves cuando la campaña de Rubio, minutos después de que la organización de Bush anunciara que reunió 13,4 millones de dólares en el último trimestre, presumió tener más dinero en las manos.

Rubio reportó tener casi 11 millones de dólares en sus arcas comparados con los 10 millones de dólares de Bush, pero no se podrá acceder a alrededor de un millón del dinero de Rubio a menos que gane la candidatura republicana, un detalle que el vocero de la campaña de Bush soltó en Twitter.

“Mentir sobre presupuestos. Supongo que algo se le quedó a Marco del Senado”, Miller tuiteó el viernes.

Los dos compiten por muchos de los mismos votantes. Ambos han ganado elecciones estatales en Florida: Bush dos veces, Rubio una; un buen premio para la elección presidencial.

También se han posicionado entre votantes hispanos, a quienes los republicanos quieren alejar de los demócratas. Ambos hombres hablan español fluidamente.

Sin embargo, en meses recientes ambos han sido superados por las campañas del multimillonario Trump y el neurocirujano retirado Ben Carson. Esos contendientes han aprovechado la insatisfacción con el gobierno para ponerse al frente de las encuestas nacionales y estatales cuatro meses antes de que Iowa arranque con el proceso de la votación hacia 2016.

Recientemente en New Hampshire, Rubio dijo que las elecciones son una “opción generacional” y que los líderes políticos de ambos partidos están “desfasados”. Rubio tiene 44 años, Bush 62.

“No cambiaremos de dirección si lo único que hacemos es elegir al mismo tipo de personas”, dijo Rubio en Portsmouth. “Esta elección no puede ser una de esas elecciones en donde sólo subimos al siguiente en la fila, en donde sólo votamos por la persona que nos indican los expertos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s