El Padrino III

padrino III

El Padrino III es una película muy esperada después de la sorpresa de El Padrino I y la continuación en El Padrino II. El tema de La mafia, la familia, las influencias políticas y sociales: el poder corruptor estaba establecido. Faltaba algo: ¿cuál era el final de los mafiosos? ¿Qué se propondría el Padrino?

Esta tercera parte es la respuesta a muchas interrogantes. Es como si Coppola de mano maestra quisiera dar a su historia y a sus personajes una nueva dimensión trágica. Comienza con el Padrino vistiendo un uniforme elegante, que sabríamos después que era de Commendatore. En una breve ceremonia es nombrado con la orden de San Gerónimo, la más alta que confiere la Iglesia.

El arzobispo que conduce la ceremonia es un actor seleccionado y dirigida su actuación para mostrarnos desde el principio un personaje simulador y corrupto.

El Padrino ahora “legalizado”, se ha lanzado con sus millones a la conquista de las grandes fortunas europeas con un dinero limpio, no es un mafioso, sino un hombre de negocios, que logra acuerdos con un bancario suizo y otros patrimonios relacionados con el Vaticano.

Un incidente le recuerda su pasado: aparece en escena el hijo de su hermano Sony, asesinado en la primera parte de El Padrino.Es un joven impulsivo que se muestra en la fiesta con una chaqueta de cuero típica de un mafioso mientras los demás visten de forma elegante. Un típico bravucón mafioso. Tiene una disputa con Sassa, un mafioso al viejo estilo que heredó el antiguo feudo neoyorquino de los Corleone. Reacciona violentamente ante los intentos de El Padrino porque retorne la paz. Le muerde una oreja a Sassa en un gesto de la antigua escuela de la mafia. El Padrino reflexiona: “El mismo temperamento del padre”.

El otro problema con este nuevo miembro de la familia Corleone, es que la hija del Padrino se enamora profundamente de su primo. La actriz que interpreta este personaje es una bella joven muy atractiva, típicamente italiana. Es Sofía Coppola, la hija del director del filme.

Al gran problema familiar que constituye el amor entre dos primos, se agregan otros. Su antigua esposa: Kathy, interviene para que el hijo varón de ella con el Padrino, pueda estudiar canto y no para abogado como quería su padre. A regañadientes el Padrino accede para complacer a su ex esposa, y después le comenta que le gusta la idea de asociar el apellido Corleone a la cultura.

La acción se traslada al Vaticano. El arzobispo corrupto que vimos al principio, actúa como intermediario entre el Padrino y personajes sinuosos que dicen representar al Vaticano de quienes el Padrino sospecha como parte de una estafa internacional. Irritado por las maniobras de este arzobispo, el Padrino sale gritando: “Estamos en le época de los Borgia”.

En el Vaticano el Padrino se encuentra con su hijo, quien lo invita a asistir a la función de “Cavallería Rusticana” en la ópera de Sicilia.

Sicilia, el territorio más pobre de Italia, de aquí salió don Vito Corleone cuando era niño para escapar a una venganza, asentándose en Nueva York, donde erigió el primitivo imperio de los Corleone.

Varios autos lujosos llevan al Padrino y su familia. La imagen de que es Sicilia la da desde el principio cuando la caravana se detiene para dar paso a un rebaño de ovejas. Aquí los acontecimientos se precipitan, Sicilia no ha dejado de ser la capital de la mafia, el Padrino, receloso de lo que hacen con su dinero, acude a quien llaman un viejo sabio: Don Tomasino que desde una silla de ruedas le aconseja encontrarse con un determinado sacerdote.

Este sacerdote escucha la confesión del Padrino y le dice: “sus pecados son terribles”, entre ellos está el haber ordenado el asesinato de su hermano Freddo que sucede en la segunda parte de la trilogía.

En Sicilia aparece en escena el viejo mafioso Alto Bello, quien orquestó la célebre matanza masiva de mafiosos que vimos antes en el filme y que marca un punto de giro. Aquí el Padrino, al darse cuenta de que fue Alto Bello quien organizó todo, tiene un fuerte ataque diabético que lo deja en coma. Excelente actuación, quizás lo mejor del filme junto con el final, por parte de Al Paccino.

Alto Bello quien necesita eliminar físicamente al Padrino, contrata a un famoso asesino con la fama de nunca fallar. Podemos imaginar qué clase de personaje es para ganar esa notoriedad en un lugar como Sicilia.

Abreviaremos la historia para llegar a su desenlace trágico. Aquí Coppola utiliza el recurso de las secuencias paralelas para terminar los conflictos. Así lo hizo en otras ocasiones en la primera y segunda partes.

La ópera, el Padrino se acomoda como un respetable hombre de negocios, en un palco junto a su ex esposa Kathy. Paralelamente el arzobispo es baleado, en otra secuencia de una violencia inusual, un mafioso, siguiendo órdenes del Padrino se introduce en la oficina secreta de uno de los negociantes corruptos, lo registran, no le encuentran nada, se acerca, toma los espejuelos del personaje y convierte una de las patas en un instrumento punzante, lo clava en el cuello del personaje y lo ultima sin dar tiempo a nada.

En la ópera la hermana del Padrino (personaje interpretado por Talia Rose Coppola, hermana de Coppola) le regala un estuche de bombones a Alto Bello para que los deguste mientras disfruta de la ópera. No es difícil adivinar que los bombones estaban envenenados.

Durante la función de teatro, mientras el Padrino la escucha orgulloso de su hijo, el cantante, el asesino profesional que se ha introducido en el teatro disfrazado de sacerdote, toma un viejo fusil con mirilla telescópica para eliminar al Padrino, pero éste se levanta y se mueve, el asesino luego de liquidar a toda la seguridad del Padrino toma una pistola y se dirige a la salida.

La ópera ha terminado con gran éxito, el Padrino y su hija se encuentran a la salida, todos están entusiasmados, aprovechando ese momento el asesino se acerca y le dispara al Padrino, sólo podía hacer dos disparos porque la multitud le impide otra cosa. La cámara se encuadra en el Padrino, éste se levanta y se da cuenta de que no tiene ninguna herida mortal. Escucha la voz de su hija que lo llama y cuando cambia la mirada la cámara encuadra ahora a la hija con una enorme herida en el pecho. Desesperado la toma entre sus brazos mientras la muchacha agoniza.

Ahora el lente hace un primer plano de El padrino quien emite un grito descomunal en silencio, un recurso que viene del mejor teatro. Cuando se escucha el grito la cámara vuelve a un primer plano, fin de la secuencia en la ópera.

Es el final de El Padrino. Aquí lo vemos envejecido y sentado con la única compañía de un perro callejero. El Padrino se derrumba y este trágico final es el final de la tercera parte.

Existe un debate acerca de si debería o no hacer una cuarta parte. Creo que Coppola, con esta tercera parte, operática, italiana y en Sicilia, donde empezó todo, termina todo. Es una trilogía insuperable. Ojalá que no la echen a perder.

The Godfather Part III es la tercera película de la trilogía de El Padrino, completando la historia de Michael Corleone, un padrino de la mafia que trata de legitimar su imperio criminal.

Fecha de estreno: 20 de diciembre de 1990 (Beverly Hills)

Director: Francis Ford Coppola

Duración: 2h 50m

Música compuesta por: Carmine Coppola

Ciclo de cine: Trilogía de El padrino

Reparto:

Al Pacino: Michael Corleone

Sofia Coppola: Mary Corleone

Diane Keaton: Kay Adams

Andy García: Vincent Mancini

Talia Shire: Connie Corleone

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s