Bernie Sanders amenaza favoritismo de Clinton en EE.UU.

https://i1.wp.com/cdn0.dailydot.com/cache/35/b7/35b73d7ee2853b2af99a3acf9933d29c.jpg

La Habana, 18 ene (PL) El senador independiente por Vermont, Bernie Sanders, amenaza el favoritismo precompetencia de la exsecretaria de Estado Hillary Clinton para ganar la nominación demócrata con vista a los comicios presidenciales de noviembre de 2016.

Esa idea se abre paso hoy luego del amplio intercambio verbal sostenido la víspera en Charleston, Carolina del Sur, por ambos aspirantes a la boleta partidista para enfrentarse al candidato republicano en noviembre de este año.

Aunque Clinton sigue al frente en las preferencias a nivel nacional, podría ceder terreno ante su rival en las dos votaciones de primarias que inician el ciclo el 1 de febrero en Iowa, donde aparece empatada con Sanders, y el 8 de febrero en New Hampshire, donde Sanders tiene una cómoda ventaja.

Al respecto medios de prensa y analistas de campaña estiman que la dirigencia del Partido Demócrata teme que se repita lo ocurrido en 2008, cuando Clinton parecía imparable en la campaña hasta que, en el inicio de las primarias, perdió en Iowa ante el entonces poco conocido senador Barack Obama.

Hace meses esta idea era una ilusión, pues la ex primera dama presentó una candidatura considerada insuperable dentro de la agrupación azul y temible para sus potenciales rivales del campo republicano.

Pero ahora, a solo escasas dos semanas de los caucus de Iowa, Sanders se ganó el cartel de competitivo por la nominación y amenaza con hacer muy difícil a la fémina reivindicar su favoritismo.

No obstante muchos consideran aún que Hillary es la favorita o fuerte favorita, según opinó Sean Trende, analista para las elecciones de RealClearPolitics.com, un sitio que resume las encuestas sobre el proceso y donde la exprimera dama mantiene la ventaja en los sondeos a nivel nacional.

No está claro si Sanders, de 74 años, quien atrae grandes multitudes entusiastas a sus actos de campaña, puede repetir esta hazaña.

A favor del político de Vermont está que muchos estadounidenses ven en él la persona que puede hacer realidad las promesas incumplidas del presidente Obama.

La agenda del Senador esta llena de causas liberales, entre ellas las reformas fiscales a las corporaciones, programas más agresivos para redistribuir la riqueza, regulaciones más estrictas en Wall Street, la oposición a acuerdos como el TLCAN y la Asociación Trans-Pacífico y el apoyo de la asistencia sanitaria universal, entre otras.

Sin embargo, Clinton tiene un programa que para algunos es más práctico, estiman líderes partidistas, quienes consideran que el país aún no está preparado para un demócrata social como la que propone Sanders.

Como muestran las encuestas, el legislador puede obtener un buen resultado en New Hampshire y también en Iowa, pero después vienen etapas en estados del sur muy favorables a Clinton, quien debe consolidar allí su candidatura si no surgen imprevistos.

En el cuarto debate entre los tres aspirantes, en el cual apenas apareció el exgobernador de Maryland Martin O’Malley, los dos punteros dejaron ver sus posiciones, en especial quién es más fuerte sobre el control de armas, las relaciones con Wall Street y el sistema de salud del país.

Clinton es partidaria de mayores controles de antecedentes en el tema de las armas, algo a lo que no se opone su rival, pero con matices.

Sobre los programas de salud, la exsecretaria de Estado es partidaria de construir más sobre el legado de Obama con el Obamacare, mientras su rival se pronuncia porque el Estado proporcione cobertura para todos y enfrente a las aseguradoras privadas.

En el caso de las armas Clinton criticó a Sanders por votar varias veces a favor de la Asociación Nacional del Rifle en el Congreso, aunque también lo reconoció porque el fin de semana apoyó una ley que negará a los fabricantes de armas inmunidad legal.

Varios medios de prensa, entre ellos el diario The Washington Post, estiman que Sanders dominó la primera parte del debate de anoche, en el que reafirmó su posición de demócrata social que mantiene un mensaje como el candidato anti-status-quo, una muy buena posición en este ambiente electoral.

Aunque Clinton mantuvo una sólida posición, demostrando conocimiento y gran proyección sobre los temas, no hizo nada para frenar el impulso de Sanders en Iowa y New Hampshire, pese a salir ampliamente al frente en el tema de las armas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s