¡Nuestro invicto Comandante!

Desde el momento que conocí la noticia de que nuestro querido Comandante había pasado a la eternidad, he tratado de expresar con palabras el dolor que almacena mi pecho, pero me resulta imposible. Un sentimiento no se lleva a papel ni a sonido, un sentimiento se escribe en el alma y se expresa en el…